Los postres peruanos son el lado más dulce de la gastronomía del país andino.

En el Perú todo tiene su historia, incluso sus postres. El inicio de la repostería peruana tuvo su origen en la época virreinal.

Las monjas españolas de los Conventos de aquella Lima de Antaño eran las que creaban estos exquisitos dulces.

Sin embargo, tuvieron que utilizar ingredientes peruanos para reemplazar algunas recetas.

Desde ese momento, nunca faltan los alfajores, mazamorras moradas y suspiros a la Limeña en las carretillas ambulantes ni en ningún café peruano.

Tanto turistas como locales,  nadie se resiste a la exquisitez de los postres peruanos. Estos deliciosos manjares prometen satisfacer hasta el más exigente paladar.

En este artículo, te mencionaremos cuáles son los postres tradicionales del Perú que tienes que comer una vez en tu vida ( o las que quieras).

Mazamorra morada

La mazamorra morada es un postre peruano que existe desde la civilización Incaica.

Este dulce está hecho a base de maíz morado, que es uno de los 35 tipos de maíz que posee el Perú.

Es un postre tradicional que se sirve caliente normalmente. Es acompañado de pequeños trozos de fruta como manzana, melocotón o guindones.

Arroz con leche

Es uno de los más deliciosos postres típicos del Perú y existe gracias a las monjas de la Lima Colonial.

En la actualidad, el arroz con leche peruano es preparado con leche condensada y un toque de canela.

Su cremosa textura se logra con la cocción de la leche y el arroz. Esta delicia combinación se puede comer frío como también caliente.

Turrón de Doña Pepa

Si has viajado a Perú en el mes de Octubre, te habrás dado cuenta de que en este mes todos parecen estar obsesionados con este colorido postre.

Y es que este postre tradicional es consumido con mayor frecuencia en festividades religiosas como El Señor de Los Milagros.

El Turrón de Doña Pepa está hecha por gruesas masas de harina en formas de palos. Dicha masa es recubierta con miel de chancaca y decorada con pequeños caramelos de colores llamadas grageas.

Picarones

El picarón es un postre que nace gracias a la fusión de la cocina peruana y española.

Están hechos con masa de harina mezcladas con zapallo o camote. Su apariencia es igual a la de unas donas, pero menos gruesas.

Los peruanos tienen la costumbre de comer los picarones sumergiéndolos en miel de chancaca. Es lo que le da el toque de dulzura a estos aros de harina.

Los picarones, al igual que el Turrón de Doña Pepa, son preparados para celebrar al Señor de Los Milagros. 

Alfajores

Los alfajores son un postre de origen árabe que ha sido modificado por la cocina peruana a través del tiempo.

Este dulce consiste en dos especies de galletas de harina de trigo. Aunque en algunas ocasiones son preparadas con maicena.

Son rellenados normalmente con manjar blanco y decorados con coco rallado o azúcar impalpable. Dicho pequeño postre es muy querido tanto por grandes y chicos.

No habrá lugar en Lima en donde no puedas disfrutar de un alfajor. Ya que se encuentran en la mayoría de carretillas, bodegas e incluso en los restaurantes más elegantes de la capital.

 

El Perú es uno de los países más ricos en historia, y eso lo podemos ver reflejado también en su gastronomía. Diversas culturas han intervenido en la repostería peruana, creando de esta manera recetas únicas que se han deleitado los paladares de todas las generaciones.